• Se salvó el Tribunal Federal de Justicia Administrativa… por ahora
  • No querían un panista pero al final desistieron en Palacio Nacional
  • Segalmex y Ovalle Fernández: la transportación más cara es mejor

Es una buena noticia.

Lo digo con información confirmada: hubo la tentación de intervenir el Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA).

Pero al final entró la cordura porque implicaba romper muchas reglas.

Tanto o más como en la designación de María del Rosario Piedra Ibarra como presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

He aquí la historia:

Por mandato legal, el TFJA debía elegir presidente al comenzar el año, en su primera sesión del 2020, al sucesor del magistrado Carlos Chaurand Arzate.

Se analizó el escenario:

Entre los magistrados en activo, solamente había identificados con las administraciones anteriores y los más populares con lo peor a juicio del poder federal: con el Partido Acción Nacional (PAN).

Destacan dos: Rafael Anzures Uribe, a la postre designado por sus colegas, y Víctor Manuel Orduña Muñoz.

Se encendieron las alarmas en Palacio Nacional al conocer los nombres y, sobre todo, sus filias y sus temores de fobias.

AUTONOMÍA POR AHORA

Se echó a andar una estrategia.

Lo primero fue pulsar el ánimo de la decena de magistrados integrantes de la Primera y de la Segunda Sala.

Simultáneamente, otear en el ámbito jurídico afín al gobierno actual para ver a quién proponer como sustituto del guanajuatense saliente, Carlos Chaurand Arzate.

Si era Rafael Anzures Uribe, se dijo entonces, sería un panista de sello completo y, por ende, poco moldeable a eso que llaman eufemísticamente 4t.

Pero el otro favorito de los magistrados estaba peor:

Víctor Manuel Orduña Muñoz, un hombre de pleno derecho pero con un defecto a ojos de Palacio Nacional: incondicional de Diego Fernández de Cevallos.

Sí, el integrante de la mafia del poder pero extrañamente sustituido por un enemigo peligroso en los tiempos actuales: Felipe Calderón Hinojosa, ex presidente de la República.

Entonces se pensó, en noviembre 2019, mandar un magistrado a las prisas y hacerlo presidente del TFJA en enero.

Me reservo el nombre: al final se decidió y, a mi juicio bien, respetar al menos un ámbito del Poder Judicial de la Federación.

Datiomayor: el TFJA dirime controversias entre el gobierno y particulares, una voz autónoma en este mar de sometimientos al Ejecutivo.

SEGALMEX: OFERTA CARA

1.- A ver, a ver:  ¿Cómo está eso de contratar la oferta más cara y alquilar los vehículos más caros para transportar alimentos para los pobres?

Según la información, Jet Van Car Rental obtuvo el contrato de mil 714.8 millones de Seguir Alimentaria Mexicana (Segalmex) de Ignacio Ovalle Fernández.

Había otra propuesta muy inferior de Carlos Velasco, pero el mentor de Andrés Manuel López Obrador optó por la más onerosa.

Y 2.- el alcalde juarense Armando Cabada no eludió el bulto, como dicen en su tierra.

Si el gobierno federal se cobija con los evangélicos para asuntos tan importantes como implantar su cartilla moral, el edil siguió el ejemplo con un enfoque distinto.

Esas iglesias, reconoció, han sido factor importante para atender a migrantes, darles cobijo, ser auxilio del peregrino, como dice la Biblia. Y juntos estructuraron, oración mediante, un programa para reforzar acciones en un cruce fronterizo de vital importancia para México y Estados Unidos.