• El gabinete no cambia pese a ambiciones de los secretarios
  • Romo busca apoyos del Grupo Monterrey para Nuevo León
  • Kiko Vega hizo ayudó a compadres y ahora investiga la UIF

Los confidentes presidenciales lo confirman:

-No acepta juicios sobre sus colaboradores.

Pero en algún momento, durante un desayuno o la sobremesa de la comida, suele preguntar sobre la marcha del gobierno.

Escojamos un tema:

-¿Qué piensas del gabinete?

-Yo cambiaría a más de la mitad.

-Yo no…

Y entonces el tema cambia.

Pero con pregunta sobre la mesa o sobreentendido, ya se mueven desde distintos ángulos porque esperan la oportunidad de irse.

Las ambiciones son muchas y prácticamente no hay dependencia donde los titulares, e inclusive funcionarios de segundo nivel, se muevan en pos de una promoción política.

Desde Palacio Nacional se da seguimiento a esas pretensiones y, al menos verbalmente, se les impulsa o se les deja continuar.

A nadie se detiene.

Dicho de otra manera, todos los funcionarios gubernamentales tienen libertad implícita para ir en pos de una elección popular en 2021.

Eso sí, todo será bajo su cuenta y riesgo.

Mas no lo olviden: si no son los favoritos de Palacio, no se sorprendan si luego no cuenta con el aparato de Estado detrás de sí.

ROMO Y EL GRUPO MONTERREY

Son muchos los ambiciosos, pero ahora hablemos en singular.

En Nuevo León hay muchos en lista de espera con un actor muy poderoso pero externo a Palacio Nacional, el empresariado.

O más específicamente, el Grupo Monterrey.

Con los grandes accionistas pretende el jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, aunque no sea el favorito de las encuestas.

Vea usted:

Si por esos dueños de gran capital fuera, optarían ahora por Ildefonso Guajardo, secretario de Economía con Enrique Peña y negociador del T-MEC.

No ven mal a otros, como los panistas Fernando Elizondo y Felipe de Jesús Cantú, aunque preferirían al segundo por su juventud.

También otean la popularidad de los priístas Víctor Fuentes y Adrián de la Garza, éste ya muy cercano al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Pero para desgracia de ellos, hay otros mejor posicionaros, digamos el senador Samuel García, de Movimiento Ciudadano (MC) y el heredero de nombre Luis Donado Colosio Riojas.

¿Y Tatiana Clouthier?

Allá la ven como sinaloense.

BAJA CALIFORNIA Y KIKO VEGA

1.- Cuánto escándalo en Baja California.

En la pasada gira presidencial, saltó el tema de Fernando Beltrán, comparte del ex gobernador Francisco Kiko Vega, y su socio Roberto Gómez.

No es bicoca: juntos se llevaron dos mil millones de pesos y ahora, por sus fraudes, son investigados por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de Santiago Nieto.

Nada más y nada menos que lavado de dinero del compadre de don Kiko Vega.

2.- La industria automotriz está esperanzada en la reactivación porque de enero a mayor cayó la venta de vehículos en 58.96 por ciento.

Se comercializaron 42 mil 28 unidades y, dicen los fabricantes, la comercialización estuvo condicionada por el aislamiento social.

3.- Qué lengüita la de Liliana Castro Muñoz, delegada de Morena en Quintana Roo, cuando fue detenida ebria y amenazó de muerte al policía que la interceptó.

De mentadas de madre no bajó.

Y 3.- en Oaxaca el gobernador Alejandro Murat decidió sensibilizar con el vals Dios nunca muere de Macedonio Alcalá.

Acompañada de la senadora Susana Harp, enviada de ya saben quién para preparar su campaña, dijo que en lugar de morir, es necesario elegir la vida.

Un intento por reforzar la campaña Yo me guardo por Oaxaca.