• Duro con y contra Rosario: una en la CNDH y la otra en la cárcel
  • Orden de proteger a Rosario Piedra, pero sin clemencia a Robles
  • No será perfecto, pero hay satisfacción oficial con el ciclo escolar

¡Duro con y contra Rosario!

No es un error gramatical.

Son dos, pero distintas Rosario.

Todo depende su ubicación política.

Si es afín al gobierno, si fue impuesta desde Palacio Nacional y es cuestionada por la oposición, se queda y estará al frente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) por mucho tiempo.

Por lo menos todo el sexenio y ya luego el heredero de ya saben quién sabrá qué hacer.

Lo de menos es blindarla para una larga permanencia al margen de su actuación, no importa si ya han muerto casi 71 mil mexicanos de Covid 19 cuando las autoridades nos prometieron no más de seis o siete mil.

Tampoco importa si tenemos la mayor letalidad del mundo por coronavirus o si nuestros niños con cáncer fallecen mientras carecen de medicamentos para atender un problema antaño en el neoliberalismo.

La CNDH es Rosario Piedra Ibarra activista y ella está en posición de impulsar la 4t y cuanto ese signifique tanto de discurso y menos de acción por los más necesitados, los más pobres.

ROSARIO SIN CLEMENCIA

Diferente es el caso de la otra Rosario, Robles Berlanga.

Para ella no hay clemencia.

Ella debe purgar por la omisión de no informar al presidente de entonces, Enrique Peña Nieto, sobre supuestos desvíos y anomalías de contratos hoy catalogados en el nombre simple de estafa maestra.

Se quedará en la cárcel, como Rosario Piedra Ibarra en la CNDH, por lo menos el tiempo restante del sexenio y quién sabe si más allá porque, vaya este dato novedoso, todavía le buscan cargos penales extras.

Pero si de omisión se trata, no es más grave dejar morir a priori más de 70 mil mexicanos sin explorar alternativas para atenuar los efectos de una pandemia global con medidas preventivas más eficaces.

No es necesario ir lejos.

Ahí están las recomendaciones de los ex secretarios de Salud José Angel Córdova, Salomón Chertorivski, Mercedes Juan, José Narro Robles y Julio Frenk.

Eso no cuenta ahora.

Y LA EDUCACIÓN NO PARA

El balance, creen las autoridades educativas, es muy bueno.

A estas alturas nadie duda sobre el avance del ciclo escolar 2020-2021 en enseñanza básica, al cual acuden por lo menos 95 por ciento de los inscritos en preprimaria, primaria, secundaria y enseñanza técnica.

Todo se hace sin conflictos:

El rol lo ha asumido el Sindicato Nacional de Trabajadores (SNTE) de Alfonso Cepeda y la Coordinadora no ha sido obstáculo como todos los años anteriores, con vigencia en determinados estados.

Por algo Esteban Moctezuma -y el subsecretario Marcos Bucio y en la Ciudad de México Luis Humberto Fernández-ha fortalecido la relación con Alfonso Cepeda y nadie ha volteado a ver a los tradicionales aliados de la izquierda.

Sí, en cambio, se fortalecen las relaciones con Televisa de Emilio Azcárraga, TV Azteca de Ricardo Salinas Pliego y demás televisoras privadas, para asegurar la cobertura y de se posible ampliar territorio y horarios.

Y 2.- nuestro pésame al colega Juan Guzmán González.

El fin de semana fue asaltada en la Gustavo A. Madero su hija Tania Guzmán: la golpearon, le quitaron su camioneta, ella está en el hospital grave y los delincuentes libres como sucede en estos tiempos de impunidad.

Y ni para qué preguntarle a la agente del Ministerio Púbico 212, Araceli González, pues ella no sabe no supo y no sabrá.