ACAPULCO, Gro. 25 de diciembre de 2014.- Además de la carga financiera por laudos laborales y adeudos millonarios con proveedores de anteriores administraciones, el Ayuntamiento de Acapulco tiene la nómina más obesa en el estado producto de “negociaciones políticas” de varios ex alcaldes.

 

Enfoque Informativo reporta que el gobierno de Luis Walton Aburto eroga mensualmente 80 millones de pesos en un total de 8 mil 500 trabajadores, aunque solo se requiere la mitad para que opere con normalidad la administración municipal.

 

De acuerdo con el diputado federal Víctor Manuel Jorrín Lozano, del Partido Movimiento Ciudadano, el Ayuntamiento está reordenando el personal, busca a los trabajadores “fantasmas” y los que “existen pero no hacen nada”.

 

Consideró que lo ideal es reducir a la mitad el gasto en nómina pues informó que ese factor ha propiciado la disminución de obras en el municipio, aunque añadió que a través del Congreso de la Unión han “inyectado recursos en varias acciones”.

 

“Obviamente esto implica un problema sindical y laudos laborales. Hay 180 millones de pesos que se deben en laudos y tenemos que buscar en la federación cómo pagarlos y cómo reducir la nómina”, dijo.

 

El legislador federal aclaró que la administración municipal ya no está al bordo del colapso financiero, pero advirtió que es indispensable reducir el número de trabajadores o no podrán realizar obras de gran impacto.

 

Leer más en Enfoque Informativo