PUNGARABATO, Gro. 25 de diciembre de 2014.- Este jueves, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) publicó una denuncia de Maximino Martínez Miranda, obispo de Ciudad Altamirano, Guerrero, en la que reportó la desaparición del sacerdote Gregorio López Gorostieta desde el pasado 22 de diciembre.

 

El Universal precisa que Ciudad Altamirano es cabecera municipal de Pungarabato, una de las alcaldías con presencia de fuerzas federales como parte del “Operativo Especial de Seguridad Tierra Caliente”, anunciado el pasado 3 de diciembre.

 

Dicho operativo fue puesto en marcha por el gobierno federal en 36 municipios de los estados de Guerrero (22), Michoacán (2), Estado de México (8) y Morelos (4); en él participan 2 mil elementos de las Fuerzas Armadas bajo el mando de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

 

Los 22 municipios de Guerrero contemplados en el “Operativo Especial de Seguridad Tierra Caliente” son: Ajuchitlán, Apaxtla, Arcelia, Buenavista de Cuéllar, Cocula, Coyuca de Catalán, Cuetzala, Cutzamala, Eduardo Neri, Gral. Canuto A. Neri, Iguala, Ixcateopan, Pedro Ascencio A., Pilcaya, Pungarabato, Totolapan, Taxco, Teloloapan, Tetipac, Tlalchapa, Tlapehuala y Zirandaro.

 

La región de Tierra Caliente, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, es una de las zonas donde se registran más altos índices de violencia en Guerrero. En dicha región, en septiembre, en el municipio de San Miguel Totolapan, aledaño a Altamirano, fue asesinado el sacerdote Ascencio Acuña Osorio. Además, también se encontraron en una narcfosa los restos de John Ssenyondo, sacerdote de origen ugandés, quien desapareció tras oficiar una misa en Chilapa el 30 de abril.

 

Leer más en El Universal