CHILPANCINGO, Gro. 25 de diciembre de 2014.- En entrevista con El Universal, Doña Inés Abraham, madre de Adán Abraham, uno de los 42 normalistas que continúan desaparecidos, afirma que a un día de que se cumplan tres meses de desaparecido su hijo, los padres de familia no van a celebrar las fiestas de Navidad y Año Nuevo; “nosotros vamos a seguir buscando a nuestros hijos, por cielo, mar y tierra, pero los tenemos que encontrar”.

 

Con todo y que se cumplirán tres meses de desaparecidos, doña Inés Abraham dijo que tienen fe en que los 42 normalistas siguen vivos, por lo que indicó que los padres de familia, donde quiera que los tengan, les envían una felicitación por la Navidad y el Año Nuevo, que por su parte agregó: “no vamos a festejar nada, pero vamos a seguir buscándolos nosotros, si el gobierno no puede”.

 

Externó sentir coraje y rabia “por lo que está sucediendo, porque el gobierno estatal y federal, no hacen nada por presentarlos con vida, por buscarlos bien como debe de ser, sólo piensan en su bienestar”.

 

Incluso acusó que ni los diputados -federales y locales- así como senadores y el gobernador de Guerrero, “no se ponen a dialogar para llevar a cabo la búsqueda de nuestros hijos, sólo piensan cómo estar en sus puestos, pero los padres de familia ya dijimos que ya basta, que no vamos a votar por ninguno de ellos”.

 

Criticó que haya tenido que pasar lo de Iguala, donde murieron seis personas y desaparecieran los 43 normalistas, para que el pueblo despertara de las injusticias por las que están pasando y se supiera de las injusticias que se cometían en contra de sus hijos.

 

Sostuvo que a casi tres meses de que no han visto regresar a sus hijos, su lucha a pesar del cansancio, va a continuar adelante, “nosotros queremos que nos los entreguen, porque ellos -el gobierno estatal y federal- saben dónde los tienen y no vamos a descansar hasta que nos los entreguen”.

 

Y advirtió: “a todos aquellos que están en la silla grande, “vamos a ser nosotros el pueblo el que gobierne, que ya no vamos a votar por ninguno de ellos”.

 

Leer más en El Universal