CHILPANCINGO, Gro., 26 de enero 2018.- Efectivos del Ejército Mexicano y de la Policía Estatal tomaron el control de la seguridad de las instalaciones  de la minera Media Luna, donde un grupo de trabajadores mantiene un paro laboral desde noviembre de 2017.

La toma ocurre a dos días del asesinato del dirigente sindical Quintin Salgado Salgado y de que pobladores presuntamente repelieron la agresión de hombres armados que pretendían ingresar a la comunidad La Fundición, en donde se reportó que fueron asesinados cuatro hombres armados y uno más huyo. No obstante, el gobierno del estado rechazó esa última versión.

La tarde -noche de este viernes un grupo de reporteros de Chilpancingo se dirigió hacia la mina, pero se encontró con un bloqueo de tierra en la localidad de Mezcala, que supuestamente fue hecho por vecinos de la comunidad de Valerio Trujano; esta vía conecta a la comunidad de Atzala, localidad cercana a la mina.

El vigilante del bloqueo, dijo que este viernes cerca de las 15:00 horas, militares ingresaron hacia esa vía, pese al bloqueo de tierra que se encuentra en la vía. Afirmó que por instrucciones de la minera, se niega el paso a toda persona que desee ingresar hacia ese rumbo.

Por otra parte, en un comunicado el vocero del Grupo de Coordinación Guerrero informó que se asumió el control de la seguridad para prevenir posibles actos de violencia y dar seguridad al proceso de negociación para resolver la controversia laboral.

Indicó que se recibió el reporte de que un grupo de personas mantenían retenidos al jefe de seguridad de la Minera Media Luna y a siete trabajadores en la comunidad de Real de Limón.

Álvarez Heredia, señaló que se inició un proceso de negociación que permitió la liberación de las ocho personas que mantenían retenidas y que el diálogo se mantendrá abierto con las personas que encuentran en paro, gracias a la intervención de la Secretaría de Seguridad Pública y la Fiscalía General del Estado, acompañados por el Ejército Mexicano.

Agregó que la Fiscalía General del Estado y la Secretaría de Seguridad Pública aseguraron que la mina Media Luna seguirá trabajando sin contratiempos y confirmó que existe un grupo de 200 personas aproximadamente que bloquean el camino a Atzala, con quienes existe un diálogo para dar una solución posible en brevedad.