CHILPANCINGO, Gro. 21 de noviembre.- Maestros disidentes tomaron las oficinas de la Confederación Patronal de la Republica Mexicana (Coparmex) en Chilpancingo e instalaciones gubernamentales que aseguran les han afectado en el desarrollo del movimiento que va encaminado a reclamar la presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

 

Los maestros integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) salieron de su campamento, ubicado en el centro de Chilpancingo hacia la avenida Juan N. Álvarez, donde están localizadas las oficinas a la delegación la Coparmex.

 

Dijeron que están molestos por la campaña mediática que dicha central empresarial inició en contra del movimiento, pues, aseguran, hasta el momento las protestas que han impulsado no afectan a los pequeños comerciantes de la ciudad como lo asegura el dirigente patronal, Jaime Nava Romero.

 

“Los representantes de Coparmex están defendiendo a compañías trasnacionales que distribuyen alimentos y bebidas chatarra principalmente compañías que además tienen toda su mercancía asegurada lo que deja en evidencia que el interés de la organización empresarial es desacreditar a los profesores y estudiantes que exigen la presentación de los 43 desaparecidos”, denunció uno de los maestros que forman parte del bloqueo instalado sobre la avenida Juan N. Álvarez.

 

Un profesor tomo una bote de pintura en aerosol y pinto sobre el letrero principal “Coparmex…no sean cómplices del Estado” y abajo “!Alto a la represión!”.

 

El incidente de produce luego de que el representante de la Coparmex, Jaime Nava, aseguró ante medios de comunicación que las marchas, saqueos, toma de autobuses y otras acciones impulsadas por maestros normalistas han generado más afectación económica en dos meses que los secuestros, extorsiones, cobros de piso, desapariciones y asesinatos cometidos por el crimen organizado en 2013, cuando un total de 600 comercios fueron clausurados.

 

“Las pérdidas económicas ocasionadas por manifestaciones en las pasadas semanas se estiman en más de 300 millones de pesos, lo que implica un cierre de al menos 500 negocios” informó en su momento el presidente de la Coparmex en Chilpancingo.

 

La mañana de hoy el mismo Jaime Nava ofreció fungir como locutor en su movimiento y las autoridades de los tres niveles de gobierno para buscar una solución pacífica al conflicto, la respuesta fue la toma de las oficinas.

 

Fuente original:
http://www.milenio.com/estados/maestros_responden_a_Coparmex-toman_maestros_disidentes_coparmex_chilpancingo_0_413358815.html