ACAPULCO, Gro., 8 de julio de 2019.- Encabezados por la secretaria general de la Sección 36 del Sindicato Nacional de Trabajadores del Sector Salud (SNTSA) Beatriz Vélez Núñez, 700 trabajadores tomaron seis horas las oficinas de Salud federal en Ciudad de México, para exigir que 271 empleados despedidos del extinto programa Prospera fueran recontratados.

El bloqueo de las oficinas comenzó a las 6 de la mañana y concluyó cerca de la 1 de la tarde de este lunes, en él participaron médicos, enfermeras, personal administrativo y de diversas áreas de la Secretaría de Salud de Guerrero.

Se impidió la entrada o salida de personal de la dependencia federal, salvo a la comisión negociadora que estuvo integrada por el subsecretario federal de Administración y Finanzas, Pedro Flores Jiménez, así como representantes de asuntos laborales y de la Sección 36 del Sindicato.

Consultada vía telefónica, la líder sindical Beatriz Vélez Núñez informó que la acción se debió a que el gobierno federal había dado de baja las brigadas médicas, afectando a 180 trabajadores que colaboraban en ellas hace más de 20 años.

“Hoy volvimos porque habían retirado las brigadas médicas en enero y el acuerdo anterior era que en abril serían restablecidas. Pero se fue agotando el diálogo y tuvimos que tomar las oficinas centrales, pero afortunadamente logramos que éstas continuaran”, declaró.

Detalló que se logró mantener a los 271 empleados de Prospera, 180 de las brigadas médicas, además de 156 colaboradores de Equipos Zonales de Supervisión y que será aprobado en la dependencia por un artículo transitorio de la Ley Federal de Salud, para los estados de Guerrero y Oaxaca.

Al respecto, Vélez Núñez informó que 29 trabajadores que realizaban actividades como promotores y administrativas, habían quedado fuera de la reinstalación, pero finalmente también serán recontratados por la federación. Fue el mismo caso de 14 nutriólogos y 16 psicólogos que también serán recontratados.

Aclaró que como gremio del sector Salud no han dialogado con el delegado del gobierno federal en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros y el contacto para con las autoridades federales es el Sindicato Nacional.