CIUDAD DE MÉXICO, 23 de julio de 2019.- La lista de personas que actualmente se encuentran en espera de un órgano o tejido es extensa. El 50 por ciento de los inscritos en el sistema social de salud pública padece una falla crónica terminal, por lo que un trasplante resulta indispensable para poder vivir.

La Comisión Permanente del Congreso de la Unión, en el ámbito de colaboración entre los Poderes, conminó al Ejecutivo Federal a que implemente, a través de la Secretaría de Salud, campañas permanentes que ayuden a informar, impulsar y estimular la importancia de la cultura de donación de órganos y tejidos.

En impulso de dicha propuesta, la diputada del PAN, Martha Elisa González Estrada, consideró que la falta de cultura de donación es la principal razón por la que la mayoría de los pacientes enlistados no reciben el órgano que necesitan a tiempo, así como el hecho de que los hospitales autorizados y que cuentan con la infraestructura especializada para llevar a cabo los procedimientos de donación, resultan insuficientes.

El documento de punto de acuerdo aprobado por la Comisión Permanente destaca que en México sigue siendo un tabú, pues incluso en las creencias religiosas y costumbres no es bien aceptado. Lo anterior se traduce en que varios órganos y tejidos que pueden ser utilizados, terminan descomponiéndose o cremándose.

Por tanto, consideran que es necesario implementar campañas permanentes que informen, impulsen y estimulen la importancia de la cultura de donación de órganos y tejidos.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el trasplante quirúrgico de órganos humanos de donantes fallecidos o vivos a personas enfermas o moribundas empezó después de la Segunda Guerra Mundial y, en los últimos 50 años, el trasplante de células, tejidos y órganos humanos se ha convertido en una práctica mundial que ha alargado la duración y mejorado la calidad de vidas.

La nota aquí.