ACAPULCO, Gro., 29 de mayo de 2019.- El gobernador Héctor Astudillo Flores reprochó el bloqueo que por tercer día consecutivo mantienen indígenas me’ phaa de Pueblo Hidalgo, San Luis Acatlán, sobre la carretera Acapulco-Pinotepa en Marquelia, pues aseguró que “es un afán desestabilizador en la región”, ya que había acuerdos que no se respetaron.

Como informó Quadratín, desde la mañana del lunes, habitantes de Pueblo Hidalgo atravesaron vehículos, en protesta porque el alcalde priísta de San Luis Acatlán, Agustín Ricardo Morales no cumplió una minuta de acuerdos que firmó desde el 16 de marzo, sobre entregar 10 millones de pesos para obra pública y tres millones más en programas de beneficio social.

Este miércoles, en declaraciones antes de la presentación de la agenda del sector privado de este año en un salón del centro de convenciones Mundo Imperial, Astudillo Flores señaló que “es preocupante (el bloqueo). ¿Qué hay atrás de esto? Es un afán desestabilizador de la región. A mí me parece muy reprobable desde cualquier punto de vista” y expresó que “los planteamientos son muy radicales”.

Convocó a los inconformes a poner de su parte, porque consideró que “bloquear un puente, que es la única vía para la Costa Chica, es un acto que no atenta para la gobernabilidad, atenta contra la gobernabilidad de los ciudadanos de las regiones, es el camino a Oaxaca”.

Añadió que por más grandes que sean los problemas no pueden ser más grandes que los derechos de los demás a transitar libremente. “Desconozco qué rompió el diálogo, se había avanzado, que el Ayuntamiento les daría cierta cantidad para obra pública y ellos decidirían qué tipo de obra y cómo la iban a aplicar y con quién la iban a aplicar”, aseveró.

Por otra parte, advirtió que cualquier cosa que está fuera de la ley será enfrentada bajo “cualquier circunstancia, sea quien sea y esté donde esté”, en relación a la serie se enfrentamientos en la región Centro de la entidad.

Adelantó que el fertilizante está llegando primero a la región Tierra caliente y estimó que el fin de semana el fertilizante se esté entregando a los productores de otras regiones. “Existe un retraso en la entrega preocupante, notable y muy visible”, reconoció.

Reiteró que hará todo lo que esté en sus manos para que el programa de entrega avance. No obstante, advirtió que todos los cambios de operación causarían problemas.

“No me rajo. Estoy puesto y estoy tratando de ayudar en todo lo que he podido ayudar. El más interesado en el programa de fertilizante soy yo, porque el problema es para mí y ya tengo suficientes problemas como para ahora traer el problema del fertilizante”, concluyó.