CIUDAD DE MÉXICO, 26 de diciembre de 2019.- Ante la tensa situación entre México y Bolivia por el asedio policiaco y militar a la Embajada mexicana en La Paz, el subsecretario de Relaciones Exteriores para América Latina y el Caribe, Maximiliano Reyes, solicitó a la canciller de ese país Karen Longaric abrir un canal de diálogo directo para tratar el asunto.

Luego de que el gobierno de Bolivia respondiera a México que en la Corte se verá qué país está violando los tratados y convenciones por la presencia militar en las sedes diplomáticas para resguardo de los funcionarios, el gobierno mexicano refutó que las autoridades bolivianas no están resguardando, sino hostigando.

En conferencia de prensa la tarde de este jueves, el subsecretario Reyes Zúñiga reiteró el llamado a las autoridades transitorias de Bolivia tras la salida de Evo Morales, respetar el derecho internacional.

“Hago un llamado a la canciller de Bolivia a que abramos un canal de comunicación directo, incluso personal, cuando ella lo estime pertinente, y que incuso nos encontremos en un país intermedio geográficamente con el propósito fundamental de encontrar una ruta mediante el diálogo y la diplomacia”, expresó.

Maximiliano Reyes aseguró que este día 26 de diciembre otros 50 agentes y 10 vehículos llegaron a la sede para montar un cerco de vigilancia en los alrededores.

“Incluso se tiene conocimiento de el sobrevuelo de drones a fin de tomar fotografías al interior del inmueble”.

Por su parte, Alejandro Celorio, Consultor Jurídico de la SRE, señaló que la corte determinará si las autoridades de Bolivia pueden revisar autos, volar artefactos en las sedes, entrar a las instalaciones.

La nota completa aquí.