MARQUELIA, Gro., 7 de mayo de 2020.- Civiles armados de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), respaldados por la comisaria Nancy Ventura, reinstalaron el filtro sanitario que había quitado la mayoría de habitantes en la entrada principal del pueblo Barra de Tecoanapa, en este municipio.

Desde las 5 de la tarde de este jueves, los civiles armados colocaron el reten y no dejan salir ni entrar a nadie, luego de que se difundió que una mujer dio positivo a coronavirus, aún cuando las autoridades informaron que el caso fue descartado y que ella se encuentra bien de salud.

Hace ocho días, unos 100 habitantes de Barra de Tecoanapa quitaron el retén sanitario, pues denunciaron presuntos abusos de los civiles armados de la UPOEG; en esta comunidad, también intervino la Comisión de los Derechos Humanos, debido a que otra mujer que llegó de Ciudad de México con su bebé recién operada, fue obligada a caminar por la playa por temor al Covid 19.

En ambos casos, las mujeres dieron negativo a la enfermedad, no obstante la desinformación y psicosis generó divisionismo entre la población de este municipio de la región Costa Chica del estado, que hasta el momento no cuenta con casos confirmados.