CIUDAD DE MÉXICO, 19 de febrero de 2019.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que como titular del Ejecutivo no aceptará la simulación ante una posible reedición de la Policía Federal en sustitución de la Guardia Nacional, ya que existe en ella mucha corrupción.

En su tradicional conferencia mañanera, el presidente hizo un llamado a los legisladores para que se apruebe la creación de la Guardia Nacional, pues dijo que es necesaria para combatir la inseguridad y terminar con los homicidios.

Destacó que pese a que cuenta con el apoyo de algunos gobernadores y senadores del PRI, existen líderes de este partido y legisladores del PAN que no están de acuerdo con la Guardia Nacional, por lo que les pidió cambiar de opinión para atacar el problema de inseguridad.

“Ojalá que modifiquen su actitud que no ayuda, tenemos un problema grave de inseguridad y violencia, que creció porque los gobiernos anteriores no atendieron las causas, ni combatieron la violencia, ni se ocuparon en garantizar la seguridad pública, simularon que enfrentaban el problema”, sentenció López Obrador, quien agregó que los que dejaron al país como un cementerio son ahora los que aparentemente se presumen como defensores de los derechos humanos.

El primer mandatario afirmó que los gobernadores priístas que apoyan la creación de la Guardia Nacional, lo hacen debido a que ellos también son responsables de la seguridad de sus entidades y saben que es la mejor opción.

Enfatizó que en caso de no aceptarse la Guardia Nacional, como presidente no aceptará la simulación, refiriéndose a la reedición de la Policía Federal, la cual tachó de ineficiente y corrupta.

Por último, aseguró que no se militarizará al país, sino al contrario buscarán tener una seguridad pública que acabe con los homicidios “que le han provocado mucho daño”.

La nota aquí.