ACAPULCO, Gro., 8 de junio de 2016.- “Hay violencia contra las mujeres, existe el feminicidio en el estado de Guerrero y se debe de proponer que en el estado se emita la alerta de género”, dijo la presidenta del Grupo ACA, Aleida Alarcón Domínguez, tras asegurar que esto no afectaría al gobierno estatal sino que reconocería los problemas y debilidades que afectan al estado.

Entrevistada después de la sesión semanal de la asociación que preside, Alarcón Domínguez indicó que no son sólo siete feminicidios como indicó el fiscal Xavier Olea Peláez en días pasados, sino que “la estadística que trae arrastrando desde administraciones anteriores y la misma historia del estado de Guerrero habla de que en la entidad se cometen feminicidios y que es prudente que  el gobernador Héctor Astudillo marque al estado de Guerrero con alerta de género”.

“Si el Fiscal dice que son estos siete casos aislados los que se están cuantificando, entonces vamos a ver el fenómeno de violencia que existe en otras zonas, porque él concentra su estadística por medio de las fuentes abiertas de información […] pero hay gente en La Montaña, en las zonas rurales, en las costas, en la región Norte, de la Tierra Caliente que existen feminicidios y no se lleva un seguimiento porque no hay denuncia”, mencionó.

Asimismo pidió que no se “satanice o vincule” a las mujeres con el crimen organizado cuando son asesinadas con armas de fuego porque “es una agresión de última expresión de violencia hacia la mujer, hacia el sector femenino”.

“Se lee en los medios de comunicación cuando existe un homicidio hacia una mujer, inmediatamente se le sataniza sobre las condiciones en la que fue ultimada, si es por arma de fuego, se le sataniza y se le vincula a la delincuencia organizada, pero no sabemos atrás cual es la historia y cuál es el origen en que desata precisamente este homicidio hacia una mujer y no nada más en las ciudades principales del estado, vayamos a las zonas rurales, vayamos a la zonas conurbadas, donde la violencia está en su máximo esplendor hacia las mujeres”, expresó.

Ante este panorama, la presidenta del Grupo ACA señaló la necesidad de que se haga pública la violencia que sufren las mujeres en Guerrero porque “una muerte hacía una mujer, es un feminicidio, sean las condiciones que sean, es un feminicidio porque se trasgrede la integridad física, humana de una mujer”.

Finalmente afirmó que “en cualquier condición que sea, al seno familiar, de una pareja, laboral o de cualquier tipo: la agresión y el quitarle la vida a una mujer es feminicidio”.