ACAPULCO, Gro., 13 de diciembre de 2017.- El Movimiento por la Paz recuperó una casa en San Miguel Totolapan que pertenecía a una mujer que fue asesinada, y que fue usada como oficina del PRI y casa de campaña del diputado con licencia, señalado de nexos con el grupo criminal Los Tequileros, Saúl Beltrán Orozco.

De acuerdo con el diario El Sur, la vivienda, ubicada en la céntrica calle Lerdo de Tejada, pertenecía a Yuridia ‘N’, una activista del PRI que fue secuestrada y después asesinada durante la administración de Beltrán Orozco como alcalde, de 2013 a 2015, motivo por el que su familia huyó de la ciudad.

El inmueble fue remodelado y comenzó a ser utilizado como oficinas del PRI municipal y casa de campaña de Saúl Beltrán a la diputación local de 2015, sin embargo, está abandonado desde hace más de un año ya que no hay priístas activos en Totolapan, pues temen ser relacionados con el diputado.

El Movimiento por la Paz recuperó los documentos de la propiedad y busca devolvérselos a los dos hijos menores de Yuridia ‘N’, los legítimos herederos, quienes se encuentran en custodia de familiares, pues su padre, de oficio policía, también fue asesinado.