CIUDAD DE MÉXICO, 21 de enero de 2019.- La Fiscalía General de la República (FGR) informó que se están ubicando testigos potenciales tras la explosión del ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) en Tlahuelilpan, Hidalgo porque no se descarta la relación con sujetos del crimen organizado.

Para aclarar lo ocurrido el viernes 18 de enero pasado, el Ministerio Público Federal solicitó una serie de indagatorias, para esclarecer la trágica explosión de una toma clandestina que ha dejado hasta este lunes 89 personas fallecidas y 52 más que permanecen hospitalizadas, con quemaduras graves en su mayoría.

Alejandro Gertz Manero, titular de la FGR, ofreció una conferencia de prensa en donde se ofrecieron algunos detalles de la investigación emprendida por la dependencia del Gobierno de la República.

Las distintas pruebas periciales se componen de fotografía forense, criminalística de campo, ingeniería y arquitectura, incendios y explosivos y delitos ambientales.

“Se realizó una actividad mucho más específica por parte de la Policía Federal Ministerial para localizar a quienes pudieran tener en el momento procesal oportuno la calidad de testigos. Se está ubicando a todo aquel que dentro de las autoridades municipales, estatales o federales pudieran dar alguna información para identificar a quienes originalmente hayan realizado la perforación del ducto”, informó.

Hasta ahora, la Fiscalía cuenta con 12 entrevistas realizadas por la Policía Federal Ministerial (PFM), junto con las distintas inspecciones que se han realizado, de la mano de la Agencia de Investigaciones Criminal (ACI).

“Yo lo primero que tengo qué hacer es saber quién es el que produjo ese delito, quienes son los responsables directos de ello, y después las consecuencias generales en su momento”, dijo Gertz Manero.

Más información aquí.