CIUDAD DE MÉXICO, 3 de diciembre de 2020. — En México existen 650 mil viviendas abandonadas por la voracidad con la que se colocaron créditos para zonas habitacionales sin la infraestructura adecuada de movilidad, servicios municipales, lejanía de los centros de trabajo, entre otros problemas.

De acuerdo con una evaluación del Gobierno Federal, a cargo de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), se tiene previsto un programa integral para la recuperación de 175 mil viviendas que se encuentran en abandono.

El secretario Román Meyer Falcón, durante la conferencia matutina de este jueves en el Palacio Nacional, explicó que la política neoliberal fue encaminada exclusivamente a la colocación de créditos, indistintamente de que las zonas de construcción no fueran factibles para que los mexicanos vivieran, porque se impusieron hogares incluso en regiones de riesgo.

Explicó que la meta al término del sexenio, con trabajo de la Sedatu y el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) es recuperar 175 mil viviendas abandonadas: “Ese es el universo factible, el universo pactado”.

El programa se centra en la recuperación de las viviendas con un programa integral que prevé mejorar la conectividad y la urbanización, con los servicios esenciales.

“El programa consiste en recuperar yéndonos a donde tenemos la mayor concentración de viviendas abandonadas… para la recuperación de los parques, las cuadras, escuelas, es parte del trabajo que venimos haciendo”, apuntó.

Al respecto, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, reprochó desde el Salón Tesorería que es una de las herencias de sus antecesores.

“Es por la corrupción que imperó durante el periodo neoliberal, hay que estarlo recordando porque no se internaliza todavía en toda la población, la mayoría sí, pero todavía hay quienes no asimilan el daño tan grande que causó la política neoliberal y la corrupción en el país”, dijo.

Sigue la nota en Quadratín México.