ACAPULCO, Gro., 11 de junio de 2019.- El alcalde priísta de San Luis Acatlán, Agustín Ricardo Morales consideró que en la retención de policías y los directores de Seguridad, de Tránsito y Protección Civil por parte de habitantes indígenas de la comunidad de Pueblo Hidalgo, se observan tintes políticos.

En entrevista, Ricardo Morales dijo que “hay varios líderes, entre ellos dos ex regidores del gobierno pasado, un comisario y algunos líderes de Movimiento Ciudadano, es un tema político, no superan el hecho de que nosotros hemos ganado”.

Dijo que por este conflicto que como informó Quadratín, se dio este lunes tras una protesta en el Ayuntamiento, se informó a los gobiernos federal y estatal para que se establezca una mesa de trabajo, e insistió que la violencia no justifica nada “y mucho menos la tranquilidad de un municipio”.

Reiteró que la retención de 12 trabajadores del Ayuntamiento que hasta el momento continúa, se debe a manera de presión para que ceda en la entrega en efectivo de 10 millones de pesos del Ramo 33 y otros tres millones para programas sociales, cuando es algo que “está fuera de norma” y compete al gobierno federal, bajo sus reglas de operación.

En este sentido, sostuvo que “siempre hemos planteado una mesa de trabajo, es cierto que no les podemos entregar el recurso en efectivo, pero hay mecanismo para una mesa de trabajo y entregarles obras”.

Del armamento faltante se informó que fueron tres pistolas nueve milímetros, nueve fusiles 7.62 milímetros, un fusil .223 milímetros, 135 cartuchos calibre nueve milímetros, mil cartuchos 7.62 y 780 calibre .223.

También cuatro patrullas con números económicos RAM 01, FORD 02, RAM 06 y FORD 08, cuatro gatos hidráulicos, cuatro machetes con cubiertas, cuatro picos, cuatro palas, cuatro llantas de refacción, cuatro rollos de cable azul, 13 lámparas de mano, 10 chalecos, 20 placas antibalas, cuatro equipos de cómputo, cuatro impresoras, cuatro llantas nuevas rin 17 y una llanta para camión.