ACAPULCO, Gro., 22 de septiembre de 2021.- Vecinos de la colonia El Roble de la ciudad impiden el paso a camiones urbanos y de carga pesada que utilizan la calle Jacarandas como ruta alterna debido al cierre de circulación en la avenida Adolfo Ruiz Cortines por el deslave de un cerro.

Como informó Quadratín, el terremoto de magnitud 7.1 que sacudió a Acapulco el martes 7, provocó el deslave de un cerro en dicha avenida, y una vivienda corre el riesgo de colapsar frente al mercado de la colonia La Laja, por lo cual se determinó el cierre en los carriles que van de La Cima a la zona de hospitales.

Ante ello, desde las 12 del día de este miércoles un grupo de vecinos se colocó en la entrada de la calle Jacarandas esquina con la avenida Cuauhtémoc y también atravesó una cuerda con pancartas con la leyenda de “No hay paso”.

Uno de los inconformes, Jesús Garduño Astudillo dijo que los camiones urbanos y de carga pesada comienzan a circular por esa zona desde la 5 de la madrugada, para librar la reducción a un carril frente al mercado de La Laja por la posible caída de la casa, lo cual les molesta por el ruido y porque temen que la calle se rompa por el peso.

Explicó que la calle comunica hacia la avenida Adolfo Ruiz Cortines por la colonia Bocamar, justo donde se encuentra una gasolinera, por lo cual los vecinos exigen la presencia de policías viales en esa zona para impedir la circulación de los camiones las 24 horas, no así la de coches pequeños.

Por otra parte, también denunciaron que desde hace 15 días no cuentan con el servicio de agua potable.