ZIHUATANEJO, Gro., 14 de mayo de 2020.- La venta de pescado y de diferentes especies marinas continúa en picada durante la actual crisis sanitaria por Covid 19, debido a que es mínima la demanda en el mercado local.

El pescador de playa Principal, Raymundo Flores informó que en este mes su economía se ha afectado todavía más luego de la prolongación de la cuarentena que ha traído consigo el brote de coronavirus.

Desde marzo hasta la fecha, sus ventas cayeron hasta en un 80 por ciento.

Señaló que el producto marino más demandado es el pescado en sus diferentes variedades, sin embargo el ostión, el pulpo, el caracol y la langosta, son de los menos solicitados ante su precio elevado.

“Estamos pasando por un mal momento en el sector pesquero. Sabemos que toda la gente la pasa mal por la crisis sanitaria del coronavirus, esperamos que por lo menos la actividad pesquera no se suspenda”, expuso. 

Según lo informado a nivel estatal, la actividad hotelera y restaurantera se mantendrá suspendida, lo que merma a los pescadores que surten sus productos a estos dos giros.

 “Si no viene turismo muy difícilmente nos podremos recuperar de esta mala racha que nos trajo el coronavirus”, añadió.