CIUDAD DE MÉXICO, 9 de octubre de 2018.- No era una invención periodística, la entonces canciller de México, Claudia Ruiz Massieu Salinas, no estuvo de acuerdo con la visita del entonces candidato republicano y hoy presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a la Residencia Oficial de Los Pinos, en Agosto de 2016.

Más de dos años después, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Luis Videgaray Caso, eximió a la hoy senadora de la República y presidenta nacional del PRI de toda compromiso con la relación temprana con la familia Trump y su equipo.

“Asumo la responsabilidad histórica que me corresponde”, afirmó el funcionario federal en respuesta al cuestionamiento del senador de Movimiento Ciudadano, Samuel García Sepúlveda.

En comparecencia ante el Pleno del Senado de la República, el canciller desconoce si las expresiones de odio y xenofobia en contra de los mexicanos continuarán, sin embargo, dijo que lo que los mexicanos han aprendido en este periodo es que no hay sustituto para la consistencia, para las convicciones y valores.

“Somos un país soberano no a través de aspavientos, de estridencias, sino con la firmeza que parte de las convicciones y de la propia soberanía”, expresó Videgaray Caso.

Aprovechó así a suscribir los pronunciamientos de la senadora del PRI y destacar que la política exterior del Presidente de la República estuvo conducida por dos secretarios de la Relaciones Exteriores previos a su gestión: José Antonio Meade y Claudia Ruiz Massieu.

Más información aquí.