ACAPULCO, Gro., 12 de agosto de 2016.- Un grupo aproximado de 100 maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) llegaron a las 11:30 horas a la caseta de cobro La Venta en la Autopista del Sol, para mover las cámaras de seguridad y tomar el control de la casetas.

Los docentes procedentes de la Costa Grande, Acapulco y Chilpancingo, se mantuvieron en la caseta con la finalidad de pedir ‘cooperación voluntaria’, de 50 pesos por vehículo, como parte de sus acciones contra la reforma educativa  y en apoyo a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE)

Asimismo estuvieron reteniendo autobuses de la empresa Estrella de Oro para utilizarlos en sus actividades. En algún momento llegó al lugar  un contingente de policías federales con equipo antimotín, provenientes de la capital del estado.

Al ver la llegada de los antimotines, los docentes se cubrieron el rostro y empuñaron palos y bates de beisbol en actitud defensiva.

Acto seguido retuvieron dos tráileres, uno de una empresa refresquera que provenía de Ciudad de México y otro de embutidos que viajaba desde Acapulco, para atravesarlos en la carretera y darse a la fuga, mientras el contingente de antimotines marchaba hacia ellos con la intención de desalojarlos.

Finalmente, los maestros abandonaron el lugar a las 14:00 horas, llevándose los 6 autobuses de pasajeros que habían retenido anteriormente, mientras que los tráileres fueron retirados para restaurar la vialidad.