CHILPANCINGO, Gro., 7 de marzo de 2019.- La ex consejera y ex magistrada electoral Alma Delia Eugenio Alcaraz, informó que Guerrero es una de las tres entidades que no ha legislado en razón de género, por lo que no se puede hablar de igualdad si aún existe violencia política.

Como parte de las actividades conmemorativas de Día Internacional de la Mujer, este jueves el Congreso de Guerrero organizó el panel Testimonio de mujeres que participaron en el proceso electoral de 2017-2018 en defensa de sus derechos políticos electorales, en el que agraviadas en el pasado proceso de distintos partidos dieron su testimonio.

Al acudir como moderadora, la ex consejera expresó que es innegable que en los últimos tres procesos electorales ha habido inclusión de mujeres en los órganos de representación popular y con ello las decisiones de poder, sin embargo, también se ha incrementado la violencia política en razón de género.

Dijo que desde sus posiciones anteriores en materia electoral, ha sido cuestionada por qué si en la entidad hay tantos referentes y voces, no ha legislado al respecto; consideró que ejercer política y mandatos se requiere estar libre de violencia y discriminación, así como el respecto a los derechos humanos, no obstante, la violencia política aún se ejerce en Guerrero.

En el desarrollo del acto, las dos integrantes de Morena, Bernarda Leovigilda Chávez Hernández, y Esther Aracely Gómez Ramírez, detallaron lo que sufrieron en el pasado proceso electoral, en el que las hicieron a un lado de las candidaturas a pesar de ser fundadoras.

En el caso de Chávez Hernández la hicieron un lado en la diputación federal del distrito 03, el cual le fue dado en coalición a María del Carmen Cabrera Lagunas y posteriormente para la alcaldía de Zihuatanejo.

La actual secretaria de Derechos Humanos del Comité Ejecutivo Estatal consideró que por ello se debe legislar pero que se debe buscar desde adentro de los partidos para que haya sanciones, incluso a mujeres pues no sólo deben pelear contra los hombres pues las mismas mujeres son las que violentan los derechos de las demás.

Gómez Ramírez de Iguala reveló que como parte de la violencia política ha sido precandidata contra su voluntad pues fueron obligadas a formar ternas para darle legalidad a sus procesos internos.

También dijo que desde adentro de ese partido hubo y hay quien la ha atacado y ha inventado horrores, además de amenazarla con que nunca llegará a un puesto por su forma de ser, pues dijo que nunca ha sido sumisa ni callada en lo que piensa, y eso ha molestado a dirigentes.

Yolanda Vázquez Bautista del PAN contó una situación similar cuando intentó ser diputada por el distrito 19 y por la vía plurinominal por tener trabajo en ese partido, sin embargo, le fueron dados a otras personas.

Dijo que en su caso sintió acoso político de todos los hombres, a quienes acusó incluso de crear rivalidades entre las mujeres.

Pidió a las diputadas que les ayuden desde la legislación pues el tiempo pasa rápido; asimismo, dijo que las mujeres deben unirse para no sufrir lo mismo que en 2018.

En la actividad también hablaron de sus casos las perredistas Rosa María Aguilar Miranda, Luisa Fernanda Fontova y Zulma Carbajal Salgado, casos que destacaron durante el proceso electoral por haberlos llevado a los tribunales por violencia política de género.