ACAPULCO, Gro., 12 de mayo de 2017.- El presidente del Comité Ejecutivo Estatal (CEE) del PAN en Guerrero, Marco Antonio Maganda Villalba aseguró que los violentos hechos en San Miguel Totolapan ratifican el fracaso de la estrategia de seguridad en Guerrero y la necesidad de un comisionado.

En un comunicado, el dirigente señaló que el gobernador Héctor Astudillo Flores dice que en cada hecho violento se aplicará el estado derecho. No obstante, se agravan cada vez más.

“Necesario que el gobierno federal nombre a un comisionado de seguridad, que coordine los esfuerzos de las corporaciones federales y del estado, es muy preocupante que se sigan reproduciendo hechos graves como el sucedido en el poblado de La Gavia”, detalló.

Agregó que “ha habido enfrentamientos al parecer entre grupos criminales y autodefensas con militares y policías del estado, y se mantiene un bloqueo por civiles que impide el acceso de las fuerzas de seguridad pública estatal y federal a la zona de conflicto”.

Por otra parte, Maganda Villalba manifestó que el tema de seguridad pública se sigue complicando en toda la entidad y que por ello el gobernador debe de reconocer que su gobierno se encuentra rebasado, ante lo cual pidió que se nombre a un comisionado y rediseñe la estrategia de seguridad.

“Se necesita dialogar a la brevedad y a asumir cada uno su responsabilidad en este problema, para devolver pronto la ansiada paz que los ciudadanos de ese municipio demandan y a la que tienen derecho, no sólo en ese municipio sino en toda la región de Tierra Caliente que continúa paralizada en muchas de sus actividades”, indicó el dirigente.

Por otra parte, Marco Antonio Maganda exhortó al mandatario estatal a la instalación de una mesa de diálogo con representantes de los diversos sectores políticos, económicos y sociales de la entidad para lograr acuerdos que restituyan la mala imagen de Guerrero.