ACAPULCO, Gro., 16 de noviembre de 2017.- La secretaria ejecutiva del Consejo Estatal de Seguridad Pública del Estado de Guerrero (CESP), Nybia Solís Peralta afirmó que desde hace una semana se notificó formalmente al gobierno de Acapulco que encabeza Evodio Velázquez, sobre los 600 policías municipales que reprobaron sus exámenes de control y confianza.

Lo anterior, luego de que el pasado 9 de noviembre el secretario del Ayuntamiento porteño Daniel Meza Loeza negó dicha cifra e insistió que el 80 por ciento del personal operativo de la Policía Municipal está certificado.

En entrevista después de encabezar el Encuentro Regional de Prevención Social Guerrero 2017, Nybia Solís aseguró que este jueves se concluyó la entrega oficial de todas las notificaciones y sus debidos certificados y el término legal que tiene el aviso es de 45 días. En caso de que un alcalde incumpla la orden, el Sistema Nacional de Seguridad Pública aplicará las sanciones pertinentes.

Señaló que “no puedo decir yo una mentira, porque soy la responsable y tampoco puedo ser irresponsable sobre dar los datos imprecisos en los que se encuentra” e insistió que “efectivamente Acapulco tiene una gran policía que no está aprobada y dentro de esa policía también tiene una parte de adultos mayores que ya no le son funcionales”.

Recordó que en la pasada administración municipal encabezada por Luis Walton Aburto, “se pudo liquidar a 400 elementos y es algo que yo les he pedido a ellos que logren, porque si manejan recurso de más de 400 millones del Fortamun y luego más de 90 millones en Fortaseg, tienen que destinar algo ya para liquidar a policías que no están aprobados en exámenes de control y confianza”.

Por otra parte, Nybia Solís informó que hay 50 millones de pesos que en 2011, 2012 y 2013 no se aplicaron, mismos que ya fueron reprogramados y ocupados en beneficio de las policías o en acciones en manera de prevención. “Se tenía que gastar el recurso y lo único que hicieron fue ahí irlo guardando, ¿Para qué? no sabemos y no lo aplicaron donde lo tenían que aplicar”.

Sobre la reunión que encabezó este jueves en Ciudad Renacimiento, donde únicamente acudieron representantes de cuatro de los siete municipios convocados, apuntó que “es un trabajo que está enmarcado en base a las indicaciones del gobernador y además cubre un programa de prioridad nacional que es en materia de prevención. Tuvimos en la región de Acapulco siete municipios: sólo vino Atoyac, Coyuca de Benítez, Ayutla y San Marcos. Los que faltaron son Tecoanapa, Tierra Colorada y Benito Juárez”.

Agregó que en este Encuentro Regional “se trata de fortalecer a los municipios que no tienen un recurso extraordinario para la prevención del delito, el reclamo es que se hace un esfuerzo para venir, mover y traer a una estructura para conocer qué están haciendo y de qué manera podemos ayudar. Fue una invitación para que vinieran a explicar lo que han hecho y lo que no han hecho”.