CHILPANCINGO, Gro., 30 de julio de 2019.- El gobernador Héctor Astudillo Flores aseguró que no le entrará “a la grilla” que se ha generado por las fallas en el programa de fertilizante, tras la conferencia que diputados de Morena dieron al respecto, y dijo que esperará hasta el 6 de agosto para hacer un corte.  

En entrevista tras inaugurar el centro de salud de la colonia Tatagildo en Chilpancingo, el gobernador fue abordado sobre el retraso en la entrega del abono en la región La Montaña, del que se limitó a decir que lo que pasa es visible; y consideró que se debe preguntar a los productores de esa región y a los inconformes en ese tema.  

“Yo como te dije no le entro a la grilla, me voy a esperar al día 6 y yo no voy a andar echando culpas, yo no he andado echando culpas, yo he tratado de ayudar, que yo creo que es lo que le ha hecho falta a muchos que se dedican a estar diciendo, declarando, no ayudan, declaran mucho y han politizado el asunto”, expresó en alusión a los comentarios de los legisladores de Morena. 

En temas de seguridad, Astudillo Flores informó que ya hay nueve detenidos por la privación de la libertad y asesinato del vicepresidente de la Canaco, Jorge Ochoa Parra, y confirmó que la operación desarrollada la tarde del lunes en el centro de la capital está relacionada con el caso. 

Sobre la reunión que tuvo el domingo con los alcaldes de Acapulco, Adela Román Ocampo; de Chilpancingo, Antonio Gaspar Beltrán; de Zihuatanejo, Jorge Sánchez Allec; de Chilapa, Jesús Parra García; y de Taxco, Efrén Parra Gómez, indicó que el tema fundamental fue la seguridad.  

Explicó que la junta se desarrolló en dos partes, una para analizar los acontecimientos recientes, las acciones al respecto y cómo se gastan los recursos federales; y otra en la que estuvo presente el responsable de la Guardia Nacional en Guerrero, Francisco Justo Toscano, a quien los presidentes municipales le expusieron sus problemas. 

Consideró que fue un encuentro importante porque fue el primero que se dio con el responsable de la GN y se trataron los problemas de inseguridad que han ocurrido recientemente en Chilpancingo y Acapulco. Mencionó que el despliegue de la Guardia Nacional avanza, más en algunos municipios, y a la par se lleva a cabo el reclutamiento.  

En ese sentido, agregó que la Policía Comunitaria de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) y el gobierno del estado no están para verse como enemigos, sino para coadyuvar. “Creo que es un asunto que al final de cuentas tendrá que irse acomodando, no se trata de generar conflictos, sino de ayudar y encontrar soluciones”, expresó. 

En cuanto a un presunto enfrentamiento que ocurrió en Xaltianguis, poblado de Acapulco, el gobernador aclaró que se trató de un pleito entre personas alcoholizadas que hicieron disparos, y aseguró que se reestableció el orden tras la intervención de la Policía Estatal y las Bases de Operaciones Mixtas.