CHILPANCINGO, Gro., 13 de diciembre de 2013. “A mi mamá la tienen peor que a un delincuente, sin agua limpia para beber, encerrada en una celda las 24 horas, sin distinguir si es de noche o de día”, relató Saira Rodríguez Salgado, hija de Nestora Salgado García, coordinadora de la CRAC en Olinalá, quien permanece presa en el penal federal de Tepic, Nayarit desde el mes de agosto.

Detalló que únicamente tienen contacto telefónico con las líderes de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC-PC), detenida bajo los supuestos cargos de secuestro y daños.
Aunado a ello, dijo, no le permiten leer las cartas que envía la Embajada Norteamericana, le niegan la medicina para atender sus problemas de salud y la encerraron en una celda para reclusas que recién dieron a luz, como a 20 niños.

Rodríguez Salgado reprochó que a pesar de ser hija de Nestora Salgado, le impiden verla.

Indicó que la última vez que tuvieron contacto telefónico fue el día lunes: “Ella me dijo que estaba agradecida por toda la gente que la está apoyando, que no se da por vencida, que es inocente, que quienes la defienden no agachen la cara, que ella se siente orgullosa”.