CHILPANCINGO, Gro., 19 de noviembre de 2013.-Las horas están contadas…  La Selección Mexicana se juega ésta noche el boleto definitivo para ir a Brasil 2014, la ventaja no es mínima, los dirigidos por El Piojo Herrera tienen una diferencia de cuatro goles y será muy difícil para Nueva Zelanda remontar, aunque no imposible.

El miércoles pasado El Tri demostró que su juego cambió mucho, y aunque los errores del pasado no se borrarán tan fácil de las estadísticas del fútbol mexicano, seguramente todos celebrarán el triunfo, ya que en frente tienen a un rival a modo, pero ésta vez será en la cancha del Westpac (estadio de Nueva Zelanda), un lugar nada fácil para jugar al fútbol, donde midan fuerzas y se decida uno de los repechajes para ir al mundial.

Las horas están contadas para decidir el pase y todo México estará expectante a lo que pase, El Tri ya pisó el Westpac para entrenar y reconocer la cancha, la alineación pinta para ser la misma que derrotó a los oceánicos.