QUERÉTARO, Qro., 15 de enero de 2015.- A través de una queja presentada ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos, cuya copia obra en poder de Quadratín, se obtienen nuevos detalles sobre los hechos acontecidos el día en que el C.P. Juan Pablo Rangel Contreras, ex contralor municipal de Querétaro, fue privado de su libertad.

 

El documento detalla que la investigación que derivó en la detención de Juan Pablo Rangel se originó por la denuncia de una persona cuya identidad aparentemente no pudo ser confirmada pues no proporcionó domicilio alguno.

 

La queja establece que las acusaciones formuladas en dicha denuncia nunca fueron corroboradas por el Ministerio Público y que incluso lo ahí expuesto no constituye conducta delictiva alguna. No obstante, el Ministerio Público Federal ordenó el 18 de noviembre del 2014 al Titular de la Policía Federal Ministerial, con carácter de urgente y confidencial, designar elementos para llevar a cabo una investigación exhaustiva al respecto.

 

Posteriormente, el 28 de noviembre del 2014 el Ministerio Público Federal firma la orden de búsqueda, presentación y localización de Juan Pablo Rangel para que, sin privarlo de su libertad, se le haga comparecer ante la autoridad.

 

De manera incomprensible, la fecha en que se solicita la presentación de Rangel es para un día antes de la firma de la propia orden, es decir, el 27 de noviembre del 2014.

 

El primero de diciembre del 2014 el ex contralor del ayuntamiento de Querétaro fue detenido mientras circulaba en su vehículo particular sobre la Avenida Campanario pero no fue la Policía Federal Ministerial quien detuvo su vehículo cumplimentando la orden de presentación, sino policías estatales.

 

La narrativa contenida en el documento presentado ante Derechos Humanos detalla como personal ministerial de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Querétaro solicitó a Rangel bajar de su unidad para acreditar la propiedad y legal posesión de su camioneta.

 

Al descender, Rangel refiere que fue sujetado mediante un abrazo al momento que arribaban tres o cuatro vehículos de los que descendieron diversos sujetos que se identificaron como agentes de la Policía Federal Ministerial.

 

Los agentes federales le informaron que tenía una orden de búsqueda, localización y presentación girada en su contra por el Agente del Ministerio Público de la Subprocuraduría Especializada de Investigación en Delincuencia Organizada por lo cual se procedió a su aseguramiento.

 

En ese momento, al acercarse a la camioneta de Rangel, uno de los agentes federales manifestó haberse percatado de la existencia de un arma de fuego localizada entre el asiento del conductor y el descansabrazos del vehículo, motivo por el cual se aprehende a Rangel por la supuesta comisión en flagrancia del delito de portación de arma de fuego de uso exclusivo del ejército.

 

Conforme Quadratín también lo informó en su momento, el arma a la que se hace referencia correspondía a una ametralladora ya que así fue clasificada por el Ministerio Público al momento de consignar a Rangel.

 

Vale la pena resaltar que el 3 de diciembre del 2014, dos días después de la detención de Rangel, el gobernador José Calzada manifestó no contar con mayores detalles al respecto.

 

Ante pregunta expresa, el gobernador declaró: “Nosotros no tenemos una comunicación oficial todavía por parte de la Procuraduría General de la República para que nos informen el contenido y los avances y las indagatorias que tiene esta importante corporación en función de ese caso particular.”

 

Lo anterior parece no coincidir con la narrativa expuesta por Rangel ya que en ella se manifiesta que fueron elementos adscritos a la a la Procuraduría General de Justicia del Estado quienes llevaron a cabo la detención en primera instancia.

 

El 2 de diciembre de 2014 el Ministerio Público Federal consigna a Juan Pablo Rangel con la averiguación previa UEIORPIFAM/AP/258/2014, y el día 9 del mismo mes el Juzgado Segundo de Distrito de Procesos Penales Federal le dicta auto de formal prisión por la probable comisión del delito de portación de arma de fuego.

 

Entrevistado en las instalaciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el abogado defensor de Juan Pablo Rangel, detalló las irregularidades en las que se ha incurrido en el proceso que se le lleva a su representado.

 

En apreciación del litigante, la detención de Rangel fue un acto informal e ilegal. Conforme se detalla en el documento presentado ante Derechos Humanos, todo el proceso se origina con una carta anónima a la cual la autoridad da crédito e integra en un acta circunstanciada.

 

Para el licenciado Heredia, es sorprendente que la SEIDO, fiscalía encargada de perseguir los delitos más graves que se cometen en México como lo son narcotráfico, lavado de dinero y secuestros haya dedicado tanta atención a un asunto derivado de una carta anónima.

 

El abogado añade que independientemente de lo que hubiera dicho la carta, por el simple hecho de ser anónima, ésta no debería tener validez jurídica. Heredia asegura que el arma y memorias usb encontradas en el vehículo de Rangel el día de su detención fueron plantadas y que incluso hay testigos que lo acreditan.

 

El abogado también manifestó que es necesario que se detenga el uso del derecho penal, de la PGR y de la justicia federal, que son instituciones de buena fe, para fines políticos.

 

“El acusar a un inocente, plantarle una pistola y decir mentiras para que esa persona termine en la cárcel es un bumerang.” advirtió Heredia y agregó: “Los que son responsables de cometer delitos van a terminar en donde hoy está Juan Pablo Rangel, en la cárcel.

 

Juan Pablo no es responsable de todo eso que ha salido en los medios en Querétaro, no ha grabado nada.”

 

Rafael Heredia comentó que el día de ayer visitó a Juan Pablo Rangel en Tepic y compartió su indignación al ver que un ser humano que no ha cometido ilícito alguno se encuentre recluido en un penal de alta seguridad y además que lo hayan llevado esposado durante la visita.

 

“Si hay asuntos políticos atrás, que lo arreglen con la calidad de un político” demandó el abogado y añadió: “La única acusación que existe en contra de Juan Pablo Rangel es relativa a la portación de un arma de uso exclusivo del ejército, no existe absolutamente ninguna otra acusación en su contra.

 

No hay escuchas ilegales, nada en el expediente. No hay ninguna otra persona vinculada.” Notablemente molesto, el abogado se refirió al periódico Plaza de Armas y lo acusó de haber cometido la “gravísima estupidez”, y falta de respeto a uno de los dos principios elementales del ser humano: el derecho a la libertad.

 

El litigante refirió que el día 28 de diciembre del 2014, día de los inocentes, el periódico queretano publicó un artículo que encabezado “Exoneran a Rangel, va a ser el dirigente de la campaña de quien sabe quien.”

 

Por tal motivo, Heredia exhortó a los señores responsables del diario a respetarse a sí mismos. “Con la libertad no se juega, porque tal vez la violan y terminan donde yo no le deseo a nadie estar y que se llama cárcel.”

 

El defensor de Juan Pablo Rangel mostró su desagrado ante el hecho de que la PGR a través de un ministerio público – enfatizando que fue uno y no toda la institución, junto con algunos agentes ministeriales – declararon haber llevado citatorios a Rangel previo a su detención pero que nunca lo encontraron.

 

Sin embargo, el abogado manifiesta la incongruencia de tal declaración ya que en el expediente de la PGR obran fotografías de Rangel que ellos mismos tomaron. Los agentes federales también manifestaron que en el fraccionamiento donde habita Rangel les fue prohibido el acceso.

 

Sin embargo, el abogado manifiesta que cuestionado al respecto, el jefe de seguridad del fraccionamiento “El Campanario” declaró que eso es totalmente falso, ya que ahí se le permite la entrada a cualquier autoridad judicial o administrativa que vaya a notificar cualquier cosa.

 

El abogado manifestó tener los elementos para acreditar que todo el asunto de Juan Pablo Rangel es un montaje.

 

“Nunca había visto una investigación así de una fiscalía. La SEIDO que es tan seria. ¡Se echaron el asuntito en menos de 20 días y ya estaba detenido!,¡Una investigación derivada de una denuncia anónima!” El abogado también declaró que se sentía sorprendido por los medios de comunicación en Querétaro.

 

Al respecto declaró: “¿Cómo saben?,¿De dónde sacan tantas grabaciones? Nosotros estamos por presentar acusaciones formales. Basta de estar utilizando el derecho penal con fines que no sean los de justicia. ¿Ya se vale meter a inocentes a la cárcel por cuestiones políticas? Yo creo que es más fácil hacer política inteligente, convencer al votante y ganar las elecciones de una manera pulcra. ¿Por qué a través de trampas?”

 

El abogado Rafael Heredia finalizó la entrevista nuevamente llamando estúpido a quien escribió y a quien permitió la publicación del artículo mofándose de Juan Pablo Rangel y agregó: “No saben lo que es acabar con una familia. Y todos tenemos familia. Acuérdese lo que dije del bumerang, esto da vueltas. El que se porta mal y el que actual mal y cochinamente le va mal. Es espantoso ver como se ha sacado y arrollado a Juan Pablo Rangel Contreras a través de los medios de comunicación. Hay que respetar a los seres humanos por favor, sea quien sea.”

Escucha el audio aquí