ÁMSTERDAM, Hol., 29 de junio de 2014.- Arjen Robben admitió que se echó un “clavado” en la jugada clave que provocó un penal y cuyo cobro daría el triunfo a Holanda contra México.

El diario holandés De Telegraaf difunde las declaraciones del atacante de la Naranja Mecánica: “Quiero pedir disculpas. Me aventé un clavado. Algunas veces esperas una patada pero esta vez no fue así. Verdaderamente fue horrible y estúpido”.

Después de que el árbitro marcó la falta dentro del área de Rafa Márquez sobre Arjen Robben, Holanda aprovechó la oportunidad de consumar la remontada. El penal fue cobrado por Huntelaar, que había entrado en el terreno en el minuto 76 en sustitución de Robin Van Persie.

Al terminar el partido, la afición mexicana populariza el “hashtag” #AunqueNosRobben y #3PalabrasParaElArbitro para hacer sentir su malestar por la forma en que terminó el partido.

Con el resultado de 2-1 a favor de Holanda, México queda fuera de Brasil 2014, mientras que la Naranja Mecánica espera al ganador del partido entre Costa Rica y Grecia para conocer a su próximo rival.