ACAPULCO, Gro., 2 de julio de 2014.- Las descargas de aguas negras que siguen contaminando la Bahía de Santa Lucía se suman a problemas como la violencia, el ambulantaje y los deficientes servicios públicos como recolección de basura y alumbrado que han afectado la imagen nacional e internacional del puerto de Acapulco.

De acuerdo con información publicada en El Sol de Acapulco, funcionarios del gobierno del estado, municipal y federal, han pretendido minimizar la problemática que desde hace años ha representando un grave problema de contaminación en lo que es la principal fuente de captación de recursos para miles de familias no sólo acapulqueñas sino guerrerenses.