CHILPANCINGO, Gro., 13 de agosto de 2014.- El dirigente de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), Bruno Plácido Valerio, afirmó que se entregará ante las autoridades para evitar confrontaciones con el gobierno, pues no quiere que lo detengan.

El líder convalece de una enfermedad y está valorando entregarse ante las autoridades el próximo viernes o, más tardar, el lunes de la siguiente semana.

Placido Valerio tiene orden de aprehensión a partir del bloqueo que realizó el pasado viernes 8 de agosto en la Autopista del Sol y en la carretera federal México-Acapulco, según información publicada por el diario Excelsior.

De acuerdo con fuentes de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), las acusaciones en su contra son por robo y daños, y existe la posibilidad de que hubiera otras en el ámbito federal.

Según Bruno Plácido, lo único que están pidiendo él y sus correligionarios es que se cumplan las obras que beneficiarán a varias comunidades en diferentes puntos del estado.