CHILPANCINGO, Gro., 4 de diciembre de 2013.- Al señalar que la reciente reforma legal que sustenta la creación de la Policía Rural, no contraviene en absoluto el espíritu que anima a los grupos de la policía ciudadana o de autodefensa, pues se seguirán manejando en base a la decisión popular a través de asambleas, el diputado local por el distrito de San Marcos, Tomás Hernández Palma, señaló que lo único que hace es integrarlos al marco jurídico en vigor, para darles certeza en su actuación.

El legislador, que ha sido cuestionado por los grupos de autodefensa de la región de la Costa Chica por haber votado el 28 de noviembre en favor de la reforma, quienes incluso lo han calificado de traidor por no defender su causa, destacó que ha faltado información sobre este asunto, pues la reforma por el contrario, no sólo les da certeza jurídica a esas organizaciones civiles de seguridad, sino que as dota de normatividad para que puedan cumplir su función.

Hernández Palma agregó que en lo personal votó conscientemente favor  porque ahora la ley no sólo beneficiará a los ciudadanos preocupados por la seguridad de sus pueblos, sino además permitirá que puedan portar una identificación que los avale como tales, también vestir un uniforme que dé confianza al ciudadano, así como portar armas que estén debidamente registradas ante la Secretaría de la Defensa Nacional.

Se trata además, agregó, de evitar lo que continúa sucediendo desde hace casi un año, que se han dado detenciones de sus elementos por salir armados de su jurisdicción, por carecer precisamente de marco jurídico, pues no tiene sentido que personas que deciden cuidar la seguridad de sus pueblos, terminen detenidos y procesados por incurrir en delitos acaso de manera involuntaria.

Agregó finalmente que la acción legislativa incluso da respuesta a una de las demandas de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), que planteaba que la comunidad deberá seguir designando libremente a quienes integren esa policía, pues será la asamblea de cada pueblo la que decida.