GUADALAJARA, Jal., 11 de noviembre de 2014.- El ex alcalde de Iguala, Guerrero, José Luis Abarca, fue “encontrado en Veracruz y lo fueron a sembrar a territorio opositor en el Distrito Federal, en Iztapalapa, donde hay tantos electores”, aseguró el sacerdote Alejandro Solalinde.

Solalinde dictó la conferencia ‘Ayotzinapa, verdad y justicia’, en la Universidad de Guadalajara, en donde expuso que en la ciudad más poblada del país “se subrayó la complicidad del Partido de la Revolución Democrática (PRD), que había sido tan buena comparsa (en las recientes reformas) del Revolucionario Institucional (PRI), igual que Acción Nacional”.

El sacerdote, reconocido internacionalmente por su defensa de los derechos humanos, aseguró que el gobierno supo desde antes lo que había sucedido con los 43 estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa, sin embargo, administró la información con fines electorales.

Se trata de un control de daños políticos, un control de daños partidistas. Han estado manipulando toda la información para beneficio del PRI-gobierno”, dijo.