CHILPANCINGO, Gro., 7 de julio de 2014.- Tras señalar que la vigilancia y los patrullajes se han incrementado en sectores conflictivos de la ciudad, el secretario de Seguridad Pública municipal, Urbano Palacios García, dijo que las recientes ejecuciones que han sucedido en los últimos días en la capital, sí se tratan de ajustes de cuentas entre bandas de la delincuencia organizada, pero son “casos aislados”.

El responsable de la seguridad municipal señaló que en Chilpancingo como en cualquier otra ciudad del estado y del país existe violencia, pero también dijo que se ha logrado reducir de manera muy importante la incidencia de delitos del fuero común, lo que quiere decir que los operativos están dando resultado.

El funcionario sostuvo que conforme vaya avanzando la integración del Mando Único, con la incorporación de elementos plenamente evaluados, que hayan pasado exitosamente los exámenes de control y confianza que exige el gobierno federal, la problemática de la seguridad pública irá a la baja.

Palacios García dijo que la vigilancia en todos los cuadrantes en que están divididas las zonas urbana y suburbana es constante, como parte de la estrategia “Juntos por Chilpancingo” que delinearon los tres niveles de gobierno, por lo que los resultados son evidentes, ya que cada día se reporta una menor comisión delitos.

Señaló que por la importancia de la capital, es lógico que el territorio sea disputado por grupos de la delincuencia organizada, pero los lamentables episodios de ejecuciones ocurridos la semana pasada no son una constante permanente e invitó a la ciudadanía a no caer en la psicosis y por el contrario coadyuvar con la autoridad a través de la denuncia anónima.