CHILPANCINGO, Gro., 27 de mayo de 2016. El fiscal general del estado, Xavier Olea Peláez dio a conocer que un grupo de agentes ministeriales fueron asignados como escoltas para el alcalde priísta del municipio de Zitlala, Roberto Zapoteco Castro quien este 25 de mayo, fue objeto de un atentado por un grupo criminal.

Olea Peláez señaló que este jueves tuvo una plática con el edil y acordaron una medida cautelar que consistió en seguridad personal para Zapoteco Castro.

En entrevista al final de un evento en Casa Guerrero en Chilpancingo, Olea Peláez aseguró que esta dependencia cuenta con un grupo de coordinación de inteligencia y  fue por este medio que se conocieron las llamadas telefónicas que le hicieron al alcalde para sentenciarlo a muerte.

Asimismo, el fiscal señaló que el alcalde de Zitlala es el único -de los 81 que hay en Guerrero- que tiene seguridad oficial.

En las nuevas administraciones públicas de Guerrero, los ediles de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena y  de Ciudad Altamirano (Pungarabato), Ambrosio Soto Duarte también han denunciado que han sido amenazados por distintos grupos criminales.

El pasado lunes 23 de mayo, el gobernador Héctor Astudillo Flores informó que el alcalde de Zitlala y el director de Seguridad Pública de ese municipio estuvieron refugiados en Chilpancingo debido a que fueron amenazados de muerte.

De acuerdo con el fiscal, a partir de este jueves el edil como el jefe de seguridad ya se encuentran en Zitlala, resguardados por policías ministeriales.

Datos de la Seguridad Pública en el municipio de Zitlala situado en la región Centro de Guerrero apuntan que en ese lugar  opera un grupo delictivo al servicio del Cártel de Los Rojos, luego de que fueron expulsados de Chilapa por la banda criminal denominada  Los Ardillos.