GINEBRA, Suiza. 5 de diciembre de 2014.- Este viernes, Amnistía Internacional (AI) manifestó una vez más su preocupación sobre los hechos acaecidos en Iguala, Guerrero el pasado 26 de septiembre, cuando desaparecieron 43 estudiantes normalistas, por lo que ésta vez llamó a las personas a firmar la petición que exige investigaciones exhaustivas y que se ponga un alto inmediato a este tipo de abusos.

 

“Ayotzinapa no es un hecho aislado, sino un evento que se suma a casos como las ejecuciones extrajudiciales en Tlatlaya, los feminicidos en Chihuahua y en diversas partes del país, las decenas de miles de secuestros a migrantes, y las más de 22 mil personas desaparecidas”, cita el Economista en su edición digital conforme a un comunicado de AI.

 

A través de una misiva, el organismo exhortó al Presidente Enrique Peña Nieto para que reconozca que el caso Ayotzinapa no es un hecho aislado, sino parte de una crisis de derechos humanos que atraviesa México, por lo que solicitaron tome las siguientes acciones para contribuir a atender esta situación:

 

1.- Enviar una iniciativa de ley al congreso con la finalidad de armonizar la legislación federal con los estándares internacionales de derechos humanos en materia de desaparición.

2.- Generar protocolos de búsqueda rápidos y efectivos para los casos de desaparición.

3.- Tomar las acciones necesarias para que el Estado Mexicano acepte la competencia del Comité contra la Desaparición Forzada de la ONU para recibir y examinar las comunicaciones pertinentes de parte de individuos y otros Estados.

4.- Que se hagan públicos los resultados de todas las investigaciones y que se lleve a las personas responsables ante la justicia, incluidas quienes son responsables de la operación policial.
Leer más en El Economista