MÉXICO, DF. 10 de diciembre de 2014.- El Senado de la República aceptó las severas críticas que le formularon el día de ayer los padres de los 42 normalistas desaparecidos en el municpio guerrerense de Iguala, ante lo que admitió “que el poder legislativo ha tenido un comportamiento omiso y también es parte del Estado, y tienen razón. Aceptamos la crítica, la aceptamos, porque somos servidores públicos y tenemos que darle respuesta”.

 

Tal y como recopila Excélsior, fue el presidente de senatorial, Miguel Barbosa, quien ofreció una disculpa ante los familiares de los normalistas, y aunque comentó que sus demandas fueron “fuertes y ríspidas”, el Senado de la República “la asumía porque tienen razón”.

 

“El lenguaje fue un lenguaje fuerte, el que escuchamos. No refiriéndose a alguien en particular. Ellos están expresando su dolor, su rabia, su inconformidad por la forma como se han atendido estos hechos. Yo quiero decirles que por primera vez vamos a dar trámite a un memorial de particulares; que tenemos la obligación como institución de dar respuesta por escrito a toda petición por escrito que se recibe en el artículo ocho constitucional, derechos de petición”, concedió en legislador en conferencia de prensa.

 

En este sentido y durante el pleno, Miguel Barbosa turnó una carta de los indignados familiares de los normalistas a la Junta de Coordinación Política para que les den respuesta sobre el actuar legislativo no sólo sobre el plagio de los normalistas en Guerrero, sino sobre una posible desaparición de poderes rumbo a los comicios de 2015.

 

Ambas resoluciones de darán a conocer antes de que concluya el actual periodo ordinario de sesiones, previsto para el lunes 15 de diciembre.

 

Leer más en Excélsior