CHILPANCINGO, Gro, 11 de noviembre de 2014.- El dirigente estatal del PRI en Guerrero, Cuauhtémoc Salgado, señaló que los ataques a las instalaciones del PRI en Chilpancingo provocaron un incendio que consumió parte de mobiliario así como documentación.

Aún no se puede cuantificar la gravedad de los daños, sin embargo el jerarca guerrense recordó que hace un año una manifestación similar generó desperfectos por 12 millones de pesos.

En entrevista con Milenio Televisión el priísta dijo que este medio día en las instalaciones del tricolor se encontraban laborando entre 60 y 80 personas, quienes fueron desalojadas por fuerza por los miembros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), y de inmediato iniciaron con la destrucción del mobiliario y provocaron un incendio.

Advirtió que levantarán una denuncia penal contra quien resulte responsable por los daños registrados en las instalaciones del partido “por lo menos para que se genere un antecedente”.

Salgado señaló que hace un año el gobierno del estado, el Comité Ejecutivo Nacional del PRI así como la representación estatal aportaron los recursos para la reparar los daños que sufrió la sede del tricolor, e incluso se adeudan 2 millones de pesos a la constructora que se encargó de los trabajos.

Los manifestantes desalojaron la sede del partido ante el arribo de los granaderos de la policía estatal e inició un enfrentamiento a las afueras del edificio.