CHILPANCINGO, Gro.,  25 de noviembre de 2013.- En  Guerrero sólo alrededor del sesenta por ciento de los 810 mil 384 hogares que existen, unos 496 mil, cuentan con el servicio de agua potable domiciliaria, lo que ubica al estado como uno de los más rezagados del país, por lo que el Congreso del estado emitió un exhorto al Ejecutivo Estatal para que a través de la Comisión de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento del Estado (CAPASEG) se implementen acciones para garantizar a los guerrerenses el derecho al agua potable y saneamiento.

El diputado Víctor Salinas Salas, quien propuso el exhorto, en entrevista conminó a los legisladores sumar esfuerzos para solicitar al gobernador del estado haga lo propio ante las instancias correspondientes para garantizar a la población la dotación de agua de calidad en sus viviendas. Dijo que desde hace décadas el rezago en ese servicio básico ha sido una grave carencia en cuanto a infraestructura, pero recientemente a consecuencia de los fenómenos meteorológicos Manuel e Ingrid se agravo en varias ciudades de la entidad.

El legislador mencionó además que en las principales ciudades del estado el déficit es grave. Mencionó a Acapulco, donde se tienen registradas 205 mil 485 viviendas de las cuales sólo 153 mil 619 tienen el servicio de agua potable; en Chilpancingo de los 57 mil 131 hogares sólo reciben  agua 42 mil 273; mientras que en Coyuca de Benítez de 15 mil 538 hogares, solamente reciben el líquido 7 mil 805.

Por último, acotó  que el estado debe garantizar y definir las bases, apoyos y modalidades para el acceso y uso equitativo y sustentable de los recursos hídricos, estableciendo la participación de la Federación, las entidades federativas, municipios, así como la participación de la ciudadanía guerrerense.