IGUALA, Gro., 9 de diciembre de 2013.- El viernes pasado, padres de familia de la primaria José María Morelos y Pavón en la comunidad de Metlapa, impidieron el paso a la entrada de la maestra de segundo grado Ángeles Grande Valle, a quien denunciaron por maltratar de forma física y psicológica a sus 14 alumnos, a los cuales les colocó cinta canela en la boca para que no hicieran ruido.

En asamblea de este lunes, padres de familia y Grande Valle, firmaron una minuta de común acuerdo, con el fin de parar el maltrato, de lo contrario, amagaron con expulsarla del pueblo en caso de incurrir en sus prácticas contra los menores.

Pese a que la mayoría decidió darle una segunda oportunidad a la maestra, algunas madres inconformes informaron que desde hace un año denunciaron ante las autoridades educativas, el maltrato que la profesora comete en contra de sus hijos.

Finalmente y después de poner en evidencia todos los abusos cometidos por la maestra Ángeles en contra de sus 14 alumnos, la mayoría de padres de familia decidieron darle una segunda oportunidad.