ACAPULCO, Gro., 12 de julio de 2014.- Trabajadores de la Clínica Avanzada de Atención Primaria a la Salud (Caaps), exigieron la destitución del director de la institución, Aniceto Leguízamo Dimad, y demandaron una auditoría al interior del organismo.

En conferencia de prensa, el doctor Jesús Francisco Basilio, acusó que el titular del Caaps ha incurrido en irregularidades en la clínica desde hace dos años y medio.

Los trabajadores pidieron la intervención del gobernador Ángel Aguirre Rivero y del secretario de Salud, Lázaro Mazón Alonso, para terminar con estas anomalías.

Precisaron que las irregularidades son desabasto de medicamentos, sobrepoblación de médicos, desaparición de programas sociales, por mencionar algunos.

Exigieron contratos laborales para trabajadores suplentes fijos y una auditoría al director de quien piden su destitución.