CHILPANCINGO, Gro., 14 de enero de 2014.- La sección XXXVI del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA) denunció que durante el proceso de homologación de médicos, enfermeras y personal administrativo detectó títulos y cédulas apócrifas.
Por su parte el secretario de Salud, Lázaro Mazón Alonso, informó que ya dio de baja a funcionarios que exigían 15 mil pesos por cada contrato renovado e incluso “sugerían otro tipo de favores”.
Desde hace dos semanas, los 17 mil trabajadores de la Secretaría de Salud (Ssa) enfrentan un proceso de homologación.
A petición de la sección XXXVI del SNTSA, tramitan cartas de antecedentes no penales ante la Procuraduría General de Justicia (PGJ), constancias de no inhabilitación emitidas por la Contraloría General del Estado y los  curriculums vitae correspondientes.
El trámite de cada documento provocó tumultos en las instituciones encargadas de emitirlos, ya que los trabajadores que incumplan no podrán renovar sus contratos.
La mañana del martes se registró una fuerte aglomeración de trabajadores en las instalaciones de la sección XXXVI.
Ante la desesperación por el desorden que prevalecía, los trabajadores de salud organizaron una manifestación en la calle.
Dicha inquietud motivó que al lugar se trasladara la secretaria general del sindicato, Beatriz Veles Núñez y el titular del sector salud Lázaro Mazón Alonso.
La dirigente sindical llamó a los trabajadores a tener paciencia y presentar de manera ordenada su documentación, con la certeza de que la revisión se realizará con rigor y apego a la norma.
Fue en ese momento cuando denunció que en las primeras revisiones ya se detectaron documentos apócrifos.
“Al revisar la documentación de algunas regiones detectamos títulos y cédulas falsas. Queremos decirles que los compañeros que nos entreguen un expediente falso, no solo se quedarán fuera del proceso de regularización; también les vamos a iniciar un proceso jurídico porque eso no se puede hacer”.
Plantea una invitación: “Si alguien tiene un documento falso sáquelo ahorita, porque después va a perder el proceso de regularización y hasta la posibilidad de defensa, porque van a necesitar de un abogado”.
El secretario de Salud, Lázaro Mazón Alonso también denunció irregularidades en el aparato administrativo del sector.
Pidió denunciar los casos de gente que pida dinero a cambio de asegurar la contratación: “Ustedes díganme quien quiere defraudar con la homologación y yo lo meto a la cárcel, nadie tiene derecho a pedir dinero ni otras cosas”.
Agregó: “Yo ya sé de una persona que ya no está con nosotros; pero estoy a la espera de que me denuncien a los que faltan, les harían bien a sus compañeros”.