ACAPULCO, Gro., 13 de Agosto de 2014.-En Guerrero, la Iglesia Católica no practica el exorcismo, reveló el Arzobispo Carlos Garfias Merlos, quien precisó, solo tener conocimiento de que en Acapulco, un sacerdote realiza oraciones de sanación a quienes presentan alguna dolencia o enfermedad.

El prelado católico afirmó que en el tiempo que lleva encargado de la Diócesis de Acapulco y las dos costas, no ha recibido información de que se realice un acto de esta naturaleza para expulsar algún demonio.

“Ha habido algunas formas de oración de sanación, pero no hay casos de exorcismo. Las oraciones consisten en hacer rezos a las personas que tienen dolencias físicas, con las manos sobre la persona, donde con una oración se invoca alguna forma de liberación para ellos”, explicó.

Señaló que en Acapulco, el padre Miguel Ángel Contreras Ontiveros de la iglesia de Cumbres de Figueroa, es quien estaba realizando ese tipo de oración de sanación de las personas, pero que actualmente se encuentra fuera de la ciudad realizándose estudios clínicos por algunos padecimientos.

“Desde que llegué como Arzobispo no he tenido información de que se practique el exorcismo a alguna persona, ni de los anteriores representantes de la iglesia tengo reportes al respecto”, finalizó.