CHILPANCINGO, Gro., 25 de noviembre de 2013.- En un evento que sirvió para reivindicar la política educativa que ha impulsado desde el principio de su gobierno, el gobernador, Ángel Aguirre Rivero ,entregó estímulos económicos por 300 millones de pesos a 250 maestros que se jubilaron, y los  nombramientos que quedaron vacantes fueron otorgados a igual número de egresados de las nueve normales públicas de la entidad, con lo que se cubrió el universo de plazas para normalistas que aprobaron el examen de oposición.

La ceremonia efectuada en la Sala de la República de la casa de gobierno, donde también entregó 130 computadoras portátiles a alumnos de cuarto año de la Escuela Normal Rural, Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa, con una inversión superior a 1.6 millones de pesos,  el mandatario estatal expresó su reconocimiento a los docentes que decidieron dejar su plaza a las nuevas generaciones de maestros.

Sobre la entrega de estos 250 nuevos nombramientos, Aguirre Rivero destacó que por primera vez se entregan plazas a  todos los egresados de las nueve normales públicas que aprobaron el examen de oposición. En ese sentido, aseguró que en su gobierno la venta de plazas se acabó, pues éstas se entregan de manera transparente.

Celebró también la entrega de  120 computadoras a estudiantes de cuarto año de la Normal Rural de Ayotzinapa;también adelantó que se hará lo mismo con alumnos de las demás normales públicas.

Por su parte, la secretaria de Educación, Silvia Romero Suárez, indicó que de las 250 plazas, 69 corresponden preescolar, 10 a preescolar indígena, 26 de primaria, 19 a primaria indígena, 62 a telesecundaria, 36 a educación física y 28 a educación especial.