Tixtla, Gro., 22 de noviembre de 2013.- Para apoyar a la población damnificada por la inundación en Tixtla, la Comisión de Agua Potable Alcantarillado y Saneamiento del Estado de Guerrero (CAPASEG), donó al Ayuntamiento equipos de bombeo para aguas residuales con los que se contribuye con el saneamiento de las viviendas que son liberadas de la inundación, las cuales hasta la fecha son mil 156.

Para dar cumplimiento a instrucciones del gobernador del estado, Ángel Aguirre Rivero, la CAPASEG entregó 20 bombas sumergibles de aguas pluviales que permitirán agilizar la limpieza en domicilios particulares que resultaron afectados con la inundación, la cual llegó en el 25 por ciento de la zona urbana de Tixtla, originada por los fenómenos meteorológicos “Manuel” e “Ingrid”.

Hasta ayer, debido a los intensos trabajos coordinados con la Comisión Nacional del Agua y autoridades municipales, el nivel de la inundación ha disminuido 1.95 metros, gracias al desalojo de 8 millones 708 mil metros cúbicos,  lo que equivale a una reducción del 70 por ciento del agua.

Las mil 156 viviendas que ya fueron liberadas del agua, se ubican en seis calles que están siendo saneadas con cal y cloro. Sin embargo, las calles Copil, Ignacio Allende, Francisco Javier Mina y Prolongación Insurgentes se encuentran aún con el 30 por ciento de anegación, restando 160 viviendas por liberar.

Se calcula que los trabajos de atención emergente tengan una duración de 8 a 10 días, dado que las lluvias que se están presentando constantemente en Tixtla impiden avanzar con mayor velocidad, no obstante los emisores norte y sur, así como los resumideros naturales continúan trabajando normalmente, desalojando mil 500 litros de agua por segundo.