CHILPANCINGO, Gro., 10 de octubre de 2014.- “Es una descomposición total lo que se vive en Chilpancingo. Es asquerosa la relación del gobierno con el narco, hasta cínica resulta, porque déjame decirte que no quieren gente, quieren súbditos, que vivan aterrorizados”.

Pioquinto Damián Huato es un empresario reconocido en la ciudad de Chilpancingo, y es uno de los más fuerte críticos del gobernador, Ángel Aguirre y del edil, Mario Moreno, por dejar que los negocios en la capital caigan en sus ventas y tengan que huir a otras entidades.

El ex presidente de la Cámara de Comercio de Chilpancingo (Canaco) aseguró que las extorsiones y secuestros fueron los motivos por los que el sector empresarial decayó en los últimos cuatro años en esta zona.

“El último dato, que es del 2013, es que 81 negocios cierran y eso origina la partida de 84 empresarios de nuestra ciudad debido a las extorsiones, porque les cobraban una cuota que fue incrementando conforme crecían en sus ventas.

“La actividad empresarial bajó hasta un 80 por ciento, esto significa que los empleos dejan de existir y la gente queda desempleada, buscan mejores opciones y por lógica deciden irse a otros estados y frena el crecimiento económico”, dijo Pioquinto.

Los ‘narcoayuntamientos’

El ex legislador por el PRI señaló directamente al actual presidente municipal de atraer a miembros del extinto grupo de ‘Los Rojos’ para mover los hilos del gobierno de la ciudad, ya que eran quienes decidían de cuánto era el cobro de cuotas, derechos de piso y manejo de dinero desde el Ayuntamiento.

También reveló que dentro de las órdenes que tenía el personal de la administración local era de secuestrar a jóvenes que resultaban incómodos, en especial normalistas, para los intereses del crimen organizado.

“Desde hace tiempo sabemos que la detención de jóvenes normalistas por elementos policiacos es para llevarlos ante los narcos, ellos son quienes definen la situación de los chicos, pero generalmente siempre terminan en la ejecución de la víctima.

“Esto quiere decir que las decisiones políticas, de seguridad, y económico lo deciden los narcos, ellos dictan para quienes van los derechos de piso, las extorsiones y los ajustamiento a de cuentas para quien no se ajuste a sus conveniencias”.

La llegada de Moreno Arcos a la alcaldía de Chilpancingo generó que los empresarios no pudieran acercarse, según Pioquinto Damián, de manera más directa con el gobernador Ángel Aguirre, quien casi no los atendía de manera personal o directa.

“Los nexos del señor Aguirre con el crimen organizado son tan estrechos que sabemos con quién trata, cómo trata y de a cómo será el costo por algunos ‘favores’ en contra de sus enemigos, además que se amenaza de muerte para que nadie sea contraparte.

“Es increíble cómo la impunidad y el temor ha invadido al estado, con sólo este dato se estremecen las entrañas; de 100 secuestros que se cometen, solamente se reportan tres, Lo más sorprendente es que la misma gente del Ministerio Público informa a los narcos de quién presenta una denuncia en su contra para ubicarlo, intimidarlo o matarlo”, aseguró Damián Huato.