CHILPANCINGO, Gro., 22 de enero de 2014.- Para el subsecretario de Asuntos Políticos del gobierno del estado, Misael Medrano Baza, resulta realmente remoto que los grupos policiacos comunitarios se desnaturalicen finalmente y corran el riesgo de convertirse en grupos de autodefensa, tras asegurar que en Guerrero no afecta el clima de inseguridad que prevalece en el vecino estado de Michoacán.

Explicó que en Guerrero operan dos grupos de apoyo en materia de seguridad, una de estos es la Policía Comunitaria, y la otra, la recién creada Policía Rural, que está legalmente en vías de integrarse en los municipios que requieran de ese tipo de vigilancia.

Específicamente sobre la Policía Comunitaria, dijo que se trata,  “de un fenómeno viejo en Guerrero que se ha dado por usos y costumbres de los pueblos, pero está normado por un marco legal que permite al gobierno del estado interactuar abiertamente con esos grupos”.

Agregó que en Guerrero se han establecido cauces legales en el caso de las policías comunitarias, y es así que se cuenta con la Ley 701 desde el 2005, para reglamentar su operación. Y en el caso de las policías rurales, se tiene la reciente reforma a Ley de Seguridad Pública en el estado, “todo es cuestión de darle cauce legal, para que se mantenga la armonía entre ambas corporaciones”.

Señaló además que evaluando la evolución que se ha registrado en la entidad vecina luego del arribo de las fuerzas federales, consideró que en nada afecta a Guerrero el hecho de que Michoacán esté atravesando “el peor escenario con el descontrol de los grupos de autodefensa y la violencia”.