TAXCO, Gro., 17 de marzo de 2015.- El presidente nacional del Partido Acción Nacional (PAN), Gustavo Madero Muñoz, rechazó que la escalada de violencia, asesinatos e inseguridad en el país sea responsabilidad del ex presidente panista Felipe Calderón Hinojosa, quien por primera vez encabezó una lucha frontal contra la delincuencia organizada, también llamada “guerra contra el narco”.

 

Dijo que el PAN fue el primer gobierno que atacó de manera frontal a los grupos criminales, algo que debió hacerse hace 40 años, cuando el narcotráfico comenzó a extenderse por todo el territorio nacional.

 

Por ello, criticó que a los gobiernos del PRI que antecedieron al PAN en el poder: “No hacían nada, se hacían de la vista gorda, como si la delincuencia no hubiera crecido. Escondían la cabeza como el avestruz”.

 

Reconoció que, efectivamente, hubo un incremento en la violencia, pero fue porque los presidentes panistas se atrevieron a enfrentar la problemática de inseguridad.

 

Los problemas ya estaban, México ya tenía cáncer, lo único que hizo el doctor fue abrir el cuerpo para tratar de extirpar estos tumores. Eso es lo que está sucediendo en el país. Empezamos una lucha frontal contra la delincuencia organizada y creemos que va a tomar tiempo, creemos que en esto hay que actuar con mucha responsabilidad”, expresó.

 

Por ello, pidió que no se partidice ni politice el tema de la seguridad, ya que se trata de un problema de Estado que afecta a todo el país.

 

Sí a las elecciones

 

El dirigente nacional del PAN se pronunció a favor de que se realice la jornada electoral en Guerrero, pero que se garanticen las condiciones de seguridad para los candidatos y los ciudadanos.

 

Madero Muñoz lamentó el rapto, tortura y asesinato de Aidé Nava González, precandidata única del PRD a la alcaldía de Ahuacuotzingo.

 

Dijo que para evitar que la violencia y la inseguridad empañen las elecciones, las instituciones deben de “asumir su papel”.

 

El gobierno federal, el gobierno estatal y el Instituto Nacional Electoral deben de reunirse con todos los partidos políticos para analizar cómo garantizar que haya elecciones, porque eso es lo que quiere el 80 por ciento de los guerrerenses”, puntualizó.